Un paseo por los libros de Alfredo Adolfo Camús

img_5594Estos días trabajamos duro todo el equipo de investigación  para completar la monografía que vamos a dedicar a la figura de Alfredo Adolfo Camús (1817-1889). Llevamos dos años investigando su vida, obra y legado bibliográfico, y espero que a finales de 2017 hayamos podido completar todo lo previsto en la memoria científica para el trienio comprendido entre 2015 y 2017, dado que los resultados están siendo realmente buenos. La semana pasada dedicamos un blog a la geografía sentimental del profesor. Esta vez, haremos un recorrido por algunos de los libros que componen su compleja bibliografía. POR FRANCISCO GARCÍA JURADO HLGE

A mis colegas del proyecto de investigación HLGE3

Desde que publiqué mi libro sobre Alfredo Adolfo Camús, en 2002, han pasado ya unos cuantos años. Mucho he aprendido (y, sobre todo, mucho me han enseñado mis colegas del equipo de  investigación) acerca del personaje, hasta el punto de darme cuenta de que reconstruir una vida es acaso tan difícil como vivirla. La investigación sobre Camús ofrece tres grandes facetas, naturalmente complementarias: a) su vida y circunstancia; b) su obra, publicada y manuscrita y c) su legado bibliográfico, fundamentalmente el depositado en la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla.

Con el tiempo, he tenido a bien ir adquiriendo siempre que ha sido posible algunos de los ejemplares que Camús llegó a publicar, o bien aquellos libros donde aparece alguno de sus textos, como es el caso del prólogo al manual de literatura griega de Otfried Müller. Este blog pretende tan sólo dar un ligero paseo por esta sutil biblioteca camusiana que no deja de ser también un recorrido por un siglo convulso y por el sueño de otra España bien distinta a la que fue.

-Los manuales de Camús: la primera etapa cordobesa

Cuando todavía es Camús profesor en el Colegio de la Asunción de Córdoba, muy a comienzos del decenio de los años cuarenta del siglo XIX, nuestro autor prepara algunas traducciones de obras francesas. No disponemos de la versión española del Viaje a oriente de  Lamartine (de 1840. que es el primer título de su bibliografía), pero sí tenemos su Sistema de las facultades del alma, una traducción que representa bien los iniciales intereses de Camús en la corriente filosófica que conocemos como “Espiritualismo” y que tanto nos recuerda a lo que en el futuro será la psicología:

img_5595

img_5596

Camús (1841): Sistema de las facultades del alma por Mr. P. Laromiguier, Profesor de Filosofía de la Academia de París. Anotado y adicionado con un nuevo ensayo sobre las facultades del alma por Gruyer, y traducido al castellano por D. Alfredo Adolfo Camús, individuo de varias corporaciones científicas, económicas y literarias, Córdoba, Imprenta de Noguer y Manté.

El ejemplar de que disponemos está en perfecto estado y su hallazgo en una librería de viejo por internet supuso realmente una oportunidad única, dado lo difícil que resulta dar con ejemplares de esta primera época del autor. Como puede verse, todavía está impreso en Córdoba.

-Manuales de Camús: la etapa madrileña

A  medida que avanza el decenio de los años 40 del siglo XIX, Camús frecuenta cada vez más la Villa y Corte, hasta que se termina trasladando allí. La preparación de un Compendio elemental de historia universal fue probablemente la primera gran colaboración que Camús hizo para el grupo de Antonio Gil de Zárate y sus afanes reformistas del sistema de la educación pública en España:

img_5597

img_5598

Camús (1842-1843): Compendio elemental de historia universal por Alfredo Adolfo Camus, profesor de la Universidad y Ateneo de Madrid. Primera parte. Modo de escribir la historia. Fuentes históricas y espíritu de la Historia. / Segunda parte. Cuadro abreviado de los acontecimientos y revoluciones ocurridas entre los diversos pueblos del mundo desde su origen hasta el día, Madrid, Boix, Editor.

El ejemplar de que disponemos también se encuentra en buen estado, aunque la encuadernación en piel ha sufrido algunos desperfectos. Tengamos en cuenta que nuestra colección de libros preparados por Camús no es, en sentido alguno, una colección de bibliófilo, sino una recopilación de libros para el estudio y trabajo. Los manuales  escolares suelen llegarnos con lo que me gusta llamar sus “marcas de guerra”, desde encuadernaciones fatigadas y desperfectos evidentes hasta dibujos y escritos dentro de las páginas. Esto forma también parte de la historia de tales libros. Por lo demás, las ediciones de Boix resultan feas y tienen mal papel.

Contemporáneo al libro dedicado a la Historia Universal  es esta adaptación de un manual de Antigüedades Romanas:

img_5599

img_5600

Camús (1845): Manual de Antigüedades Romanas, o Cuadro abreviado de las instituciones, políticas, sociales y religiosas de Roma. Por M. G. Ozaneaux. Traducido y anotado por D. Alfredo Adolfo Camus, Profesor de la Universidad y Ateneo de Madrid, Madrid, Imprenta de D. Ignacio Boix.

Se trata de otro volumen editado por Boix, en un formato que caracterizará una buena parte de los manuales escolares editados por aquel tiempo. De hecho, el manual de literatura española de Gil  de Zárate tiene las misas características que los dos ejemplares que acabamos de ver. A este ejemplar le falta el mapa de la antigua Roma que, según los catálogos bibliográficos, acompañaba al volumen, y está forrado con papel de aguas, dado que su encuadernación antigua sufre deterioros.

Una vez que Camús comienza a impartir las enseñanzas de Retórica y Poética en la Universidad Central adapta obras relativas a este tema, como las del humanista Sánchez Barbero:

img_5601

img_5602

Camús (1845): Principios de retórica y poética escritos por Francisco Sanchez; ilustrados con notas y seguidos de un Tratado de arte métrica por Alfredo Adolfo Camus, Madrid, Imprenta, librería y fundición de M. Rivadeneyra y comp.

“Francisco Sánchez”  no es otro, pues, que Francisco Sánchez Barbero, un humanista nacido en 1764 que falleció en 1819. El ejemplar de que disponemos es una primera edición y su estado es excelente. Por lo demás, pasamos de las feas ediciones de Boix a la bonita tipografía de un Rivadeneyra, que da lugar a un bello manual escolar.

Como vemos, Camús se preocupó por elegir la obra de un moderno preceptista para la enseñanza de los principios de la Retórica y la Poética, pero no por ello se olvidó de los preceptistas latinos:

img_5603

img_5604

Camús (1846): Preceptistas latinos para el uso de las clases de Principios de Retórica y Poética. Con un análisis razonado de estas obras por D. Alfredo Adolfo Camus, profesor de la Universidad de Madrid é individuo de la Academia Greco-Latina (Añádase la traducción de dicha arte poética y las notas con que la ilustró el Excmo. Sr. D. Francisco Martínez de la Rosa), Madrid, Imprenta, Librería, Fundición y Estereotipia de M. Rivadeneyra y comp.

La adquisición de este ejemplar, encuadernado junto a la Literatura griega de González Andrés, fue una verdadera suerte, dado que resulta bastante raro dar con él. Como vemos, Camús sigue publicando con Rivadeneyra y el ejemplar se encuentra en bastante buen estado.

Ya a finales del decenio de los años 40 encontramos  una importante colaboración de Camús con su amigo, colega de universidad y casi paisano, además de gran historiador de la literatura española, Amador de los Ríos. Se trata de la Colección de autores selectos latinos y castellanos, en cinco tomos, y sin autoría expresa en la portada:

img_5605

img_5606

[Camús] (1849): (en colaboración con J. Amador de los Ríos), Colección de autores selectos, latinos y castellanos, para uso de los institutos, colegios y demás establecimientos de Segunda Enseñanza del Reino mandada publicar de Real Orden, I-V, Madrid, En la Imprenta Nacional.

Este es uno de los cinco volúmenes que componen la obra. Hemos logrado adquirir ejemplares de todos ellos, si bien individualmente y con encuadernaciones bien diversas. Debemos partir del hecho de que el ejemplar solía adquirirse sin encuadernar, es decir, “en rama”, y que luego eran los padres de los estudiantes quienes pagaban las encuadernaciones, a veces provistas en el lomo de las iniciales del alumno. Aquí podemos ver una típica encuadernación de aquel tiempo, con dorados en el lomo, encuadernado en piel, y el resto del libro (las tapas) en holandesa, para reducir gastos.

Camús volvió a publicar en 1847 el Curso elemental de Retórica y Poética, pero esta vez cambió la Retórica de Sánchez Barbero por la del escocés Hugh Blair. No disponemos de una primera edición, sino de una segunda, publicada algo más tarde

img_5607

img_5608

Camús (1854): Curso elemental de Retórica y Poética: retórica de Hugo Blair [y] poética de Sánchez: textos aprobados por el real Consejo de Instrucción pública, ordenados, corregidos y adicionados con un tratado de versificación castellana y latina por Alfredo Adolfo Camus, segunda edición, Madrid, Librería de León Pablo Villaverde (Imprenta de Julián Peña).

De entre todos los ejemplares de que disponemos, se trata del más deteriorado. En su lomo encuadernado en piel puede apreciarse todavía una decoración “a la catedral”, es decir, con motivos góticos, inspirados en los elementos arquitectónicos de las catedrales. El ejemplar está muy fatigado, probablemente porque más de un alumno lo habrá utilizado.

Asimismo, en 1860 Camús adaptó la Gramática latina del padre Carrillo con un interesante prólogo preparado  por él mismo acerca de la Historia de la Gramática. Disponemos de la edición de 1864:

img_5609

img_5610

Camús (1864): Nueva gramática latina en castellano. Dispuesta para el mayor adelantamiento de la juventud por el P.F. José Carrillo: reformada por D.P.R. Nuevamente corregida y adicionada por D. Alfredo Adolfo Camus, Catedrático de la Universidad Central e individuo de la Academia Greco-Latina, Madrid, Librería de D. Leon Pablo Villaverde.

Como puede verse, se trata de un ejemplar “en rama”, desprovisto de encuadernación, que nosotros, simplemente, hemos forrado con una hoja de papel que lleva impresa la portada. El ejemplar está intacto, por lo que parece que no fue jamás usado.

Con la gramática de Carrillo terminó la etapa en  la que Camús adaptaba obras para uso escolar. Tendremos que esperar a la tardía fecha de 1889 para encontrar su nombre en un nuevo e importante texto, esta vez el prólogo a la Literatura Griega de Otfried Müller:

img_5611

img_5612

Camús (1889): prólogo a Carlos Otfrido Müller, Historia de la literatura griega hasta la época de Alejandro; anotada y continuada por Emilio Heitz; traducida de la cuarta edición alemana por Ricardo de Hinojosa; con un prólogo del Excmo. Sr. Alfredo Adolfo Camus; Tomo I, Madrid, Establecimiento Tipográfico de Ricardo Fé, pp. v-ix.

Esta obra, en tres tomos, supone uno de los mayores anhelos del último Camús, que ya piensa en la posibilidad de que se posibilite el desarrollo institucional de unos estudios de Filología Clásica en España, y no simplemente la enseñanza de la lengua y la literatura. El editor, Ricardo Fé, llevó a cabo una digna edición, reflejo ya de una nueva época.

-La labor de Marcelino Menéndez Pelayo

Menéndez Pelayo acudió como alumno no oficial a las clases de Camús, pero siempre se sintió como uno de sus discípulos. A pesar de las diferencias ideológicas entre ambos, los testimonios del alumno siempre fueron positivos y transmitieron la admiración por el maestro. En la primera (y única entrega en vida) de la Bibliografía hispano-latina clásica, de 1902, Menéndez Pelayo recogió dos escritos de Camús, en el intento de que la memoria del maestro no se perdiera:

img_5616

(1) Camús (1902): “Carta al Marqués de Morante y a D. Raimundo de Miguel sobre un fragmento de Afranio”, en Menéndez Pelayo, M., Bibliografía hispano-latina clásica. Tomo I, Madrid, Est. Tip. de la viuda e hijos de M. Tello, pp. 29-42.

(2) Camús (1902): “Epístola a D. Manuel de Assas”, La Discusión 5-III-1857, en Menéndez Pelayo, M., Bibliografía hispano-latina clásica. Tomo I, Madrid, Est. Tip. de la viuda e hijos de M. Tello, pp. 656-661.

Estos textos, rescatados de la prensa, muestran al Camús más creativo, y probablemente nos ofrecen una imagen más cercana al orador del Ateneo o al picante docente de las clases universitarias. Asimismo, suponen el paso del recuerdo de Camús al nuevo siglo XX.

Hoy día, nuestro grupo de investigación sigue descubriendo nuevos textos de Camús perdidos en la prensa, gracias a las hemerotecas digitales. FRANCISCO GARCÍA JURADO HLGE


Prof. Dr. Francisco García-Jurado

Catedrático de filología latina en la Universidad Complutense de Madrid. Dirige el Grupo UCM de investigación "Historiografía de la literatura grecolatina en España"

More Posts

Un pensamiento en “Un paseo por los libros de Alfredo Adolfo Camús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *