El legado bibliográfico de Alfredo Adolfo Camús (1817-1889) en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense

El sello que indica la procedencia de la biblioteca de Camús

Durante esta segunda semana de enero de 2018 se inaugura en la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla, de la Universidad Complutense, la micro-exposición dedicada al legado bibliográfico de Alfredo Adolfo Camús. La micro-exposición coincide, asimismo, con el final del proyecto de investigación que hemos dedicado a lo largo de tres años al estudio del legado de este profesor (proyecto HLGE3). En la exposición ahora puede verse, a manera de pequeña selección representativa, algunos de los libros de Camús distribuidos en dos vitrinas. Es el pequeño botón de muestra de un gran legado. POR FRANCISCO GARCÍA JURADO, CATEDRÁTICO DE FILOLOGÍA LATINA DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE

Para Maximiliano Vicario González (Maxi), allá donde esté

Catedrático de Literatura greco-latina en la Universidad Central de Madrid durante varios decenios del siglo XIX, Alfredo Adolfo Camús (1817-1889), fue considerado por Marcelino Menéndez Pelayo en la necrología a él dedicada como el último humanista. Con ello, no quería decir Menéndez Pelayo que Camús pusiera el punto final al gusto por las humanidades, pero sí que habían tocado a su fin una época y, sobre todo, unos ideales. El interés omnívoro de Camús por las cosas no sólo humanas, sino también naturales y científicas, ya no iba a ser la característica dominante de los nuevos profesores y estudiosos, cada vez más especializados en sus materias. En realidad, al decir Menéndez Pelayo que Alfredo Adolfo Camús era el último humanista estaba preconizando lo que unos decenios más tarde Ortega consideraría en su obra La rebelión de las masas como la nueva barbarie de la especialización.

Las ideas, los afanes y los intereses se plasman, a su vez, en ciertas cosas. Es lo que los antiguos denominaban el fructus, o ese provecho que sería deseable para cualquier acción humana. Una biblioteca puede ser hija de tales afanes y, como tal, reflejar lo que una persona ha sido o es. No hace mucho tiempo, nuestro compañero el dr. Antonio Bravo, al jubilarse, tuvo que deshacer una buena parte de su magnífica biblioteca, dedicada, entre otras cosas, a la historia de las religiones antiguas. Nos invitó a visitar su despacho de la Complutense para que nos lleváramos los libros que considerásemos oportunos. Fue una pena que esta biblioteca se deshiciera de esta forma, aunque, paradójicamente, para Alfredo Adolfo Camús, ese sería el destino que hubiera considerado más deseable para sus propios ejemplares, de forma que no terminaran en lo que él consideraba como el “cementerio” de los libros, es decir, una biblioteca pública.

Pienso a menudo en estas cosas, sobre todo, en lo efímera que resulta nuestra vida, mucho más allá del clásico topos acerca de la fugacidad del tiempo. Sin embargo, ese pensamiento encaminado a considerar, de una manera más o menos trágica, a dónde irán a parar nuestros libros, no debe condicionarnos a la hora de seguir leyendo y adquiriendo ilusionadamente volúmenes. Se cuenta que Menéndez Pidal, ya rebasados los noventa años, volvió a adquirir libros, pues, como pensaba que iba a morirse, habia dejado de hacerlo; sin embargo, al ver que seguía vivo y activo, decidió reemprender aquella actividad compradora que tan grata y vivificante le resultaba.

Los libros de Camús y su destino es el asunto al que se dedica, por tanto, esta micro-exposición que ahora se puede visitar en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense. Parte de la riquísima colección bibliográfica del más eminente catedrático de literatura clásica que tuvo la España del siglo XIX se ha conservado en esta biblioteca (unos mil doscientos libros), muchos de ellos reconocibles como “Legado Camús” gracias al sello que llevan consigo. Sin embargo, este sello no constituye la única marca de propiedad que se evidencia en los ejemplares que pertenecieron a Camús.

Vitrina 1 de la exposición, donde se exponen los ámbitos temáticos del legado (fotografía de Aurora Díez Baños)

Vitrina 2 de la exposición,, donde se exponen las diferentes evidencias materiales que aparecen en los libros del legado (fotografía de Aurora Díez Baños)

A pesar de su número y relevancia, conocemos muy poco acerca de las circunstancias del ingreso de tales libros en la entonces llamada Biblioteca del Decanato de Filosofía y Letras, así como de los avatares por los que tuvieron que pasar tales ejemplares desde la muerte de su propietario. El ilustre catedrático dejó a su hija, Justa Camús Aguado, la biblioteca como herencia, probablemente por razones económicas, ya que Justa Camús no tardó en ponerse manos a la obra en la difícil tarea de vender los ejemplares. Con la ayuda de Menéndez Pelayo y Juan Gelabert, la heredera intentó vender la biblioteca de su padre a instituciones tales como la Biblioteca Nacional de España o la propia Universidad Central; sin embargo, fueron, sobre todo, algunos particulares, como Manuel María del Valle y Cárdenas y el propio Menéndez Pelayo, quienes adquirieron una proporción significativa de los libros. Probablemente a la muerte de la hija de Camús, en 1915, los ejemplares que no habían podido ser vendidos ingresaron en la Biblioteca del Decanato de Filosofía y Letras, ya en calidad de “Legado Camús”.

Por razones prácticas, se ha dividido la micro-exposición en dos partes:

  1. De un lado, en la VITRINA 1, se muestran los ÁMBITOS temáticos que abarcaba la biblioteca, tales como la literatura antigua (Homero BH FLL 36555 y Virgilio BH FLL 20021), la literatura moderna (Byron BH FLL 47966 y Madame de Staël FA 15485), la erudición (D’Alambert BH FLL 41461 y Lampillas BH FLL 29884) y, finalmente, la bibliofilia (Paraphrasis in Aristotelis (1481) BH INC FL-198 y Teócrito [Bodoni] BH FLL 36629). De esta forma, se intenta dar cierta cuenta de la variedad de temas que abarcaban los intereses de Camús, quien, además de clasicista, era un ávido lector de la literatura del siglo XIX, sin perder de vista la erudición de los siglos pasados ni tampoco la belleza de ciertos libros, como los incunables o los Bodonis.
  2. De otro lado, en la VITRINA 2, se muestran las diversas EVIDENCIAS MATERIALES que nos ofrecen las marcas de propiedad en sus libros, tales como el Ex libris de Camús combinado con el sello de la Facultad de Filosofía y Letras (Erasmo, Apologia BH FLL 16395, donde el Ex libris aparece semiborrado, y Gelio [1592] BH FLL 32707), el Ex libris de Camús (o referencias a la adquisición de sus libros) combinado con el sello del Legado Valle (Les nuits de Rome FA 12468), o bien el Ex libris de Camús junto a sello(s) del propio Legado Camús (Omnium Angeli Politiani Operum [1521] BH FLL Res. 1153 y Elegia Henrici [1509] BH FLL 19659). Tales diferencias y combinaciones muestran, tal como mostaremos en un artículo que se va a publicar en el número correspondiente a enero de 2018 en Pecia Complutense, diferentes momentos en el ingreso de los libros.

Quedo muy agradecido a las pesonas responsables de la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla hayan tenido a bien llevar a cabo esta micro-exposición cuyo asunto nació, precisamente, de las investigaciones que en la propia biblioteca se han hecho acerca de las marcas de propiedad de los libros. FRANCISCO GARCÍA JURADO

Catálogo de obras expuestas:

Vitrina 1

Homero
Homeri Ilias
Glasgow, Robert y Andreas Foulis, 1747
BH FLL 36555

Virgilio
Virgilius collatione scriptorum graecorum illustratus
Amberes, C. Plantino, 1567
BH FLL 20021

Lord Byron
Oeuvres completes de Lord Byron. Quatrième série, Don Juan
París, V. Lecou, 1847
BH FLL 47966

Madame de Staël
Corinne ou L’Italie
Nueva York, D. Appleton et Cie., 1868
FA 15485

Jean-le-Rond d’Alembert
Oeuvres de D’Alembert : sa vie, ses oeuvres, sa philosophie
París, E. Didier, 1853
BH FLL 41461

Francisco Javier Lampillas
Saggio storico-apologetico della letteratura spagnuola contro le pregiudicate opinioni di alcuni moderni scrittori italiani
Génova, F. Repetto, 1778
BH FLL 29884

Temistio
Paraphrasis in Aristotelis Analytica posteriora, in Physicam; De anima; De memorias et reminiscentia; De somno et vigilia ; De insomniis ; De divinatione
Treviso, B. Confalonerius, M. Gerardinus, 1481
BH INC FL-198

Teócrito
Theocriti, Moschi et Bionis Idyllia omnia
Parma, G. Bodoni, 1792
BH FLL 36629
2

Vitrina 2

Desiderius Erasmus
Apologia aduersus rhapsodias calumniosarum quaerimoniarum Alberti Pij quondam Carporum principis…
Basilea, H. Froben, N. Episcopius, 1531
BH FLL 16395

Aulo Gelio
Noctes atticae
Ginebra, Jean de Tournes, 1592
BH FLL 32707

Jules de Saint-Felix
Les nuits de Rome
París, E. Dentu, 1864
FA 12468

Angelo Poliziano
Omnium Angeli Politiani operum
París, J. Petit, J. Bade, 1512
BH FLL Res.1153

Henricus Septimellensis
Elegia Henrici de aduersitate fortune et philosophie consolatio
Lyon, S. Vincent, 1509
BH FLL 19659


Prof. Dr. Francisco García-Jurado

Catedrático de filología latina en la Universidad Complutense de Madrid. Dirige el Grupo UCM de investigación “Historiografía de la literatura grecolatina en España”

More Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *