Augusto en diciembre

ara pacisComo comunicaba en un blog de urgencia hace unos días, esta semana he participado en el Congreso Internacional “Augusto 2014. Balance historiográfico”, en la Universidad Carlos III de Madrid. A ello se ha unido el encargo de un artículo de divulgación sobre el Ara Pacis Augustae para National Geographic Historia, lo que ha convertido el presente mes de diciembre en un mes realmente augusteo. POR FRANCISCO GARCÍA JURADO

Fue un verdadero privilegio poder compartir el pasado miércoles 10 de diciembre congreso y manteles con eminentes especialistas en Historia de Roma. Antonio Duplá, Mirella Romero y Jaime Alvar habían organizado desde hace ya varios meses este congreso internacional donde hemos tenido ocasión de escuchar, entre otros, al benemérito Mario Mazza, de la Sapienza de Roma, a Fernando Wulf o a Javier Arce, por citar a los tres ponentes que cerraron el coloquio. El debate final, aunque tuve que marchar antes de que terminara, fue un verdadero ejemplo de actividad académica fluida. El propósito de mi trabajo, como ya adelanté en el resumen publicado hace unos días, era plantear las bases metodológicas de una “Historia no académica” del emperador Augusto en las letras modernas. Se trata de la construcción de una suerte de personaje secundario que, a la vez, resulta fundamental para la trama histórica que se representa normalmente desde otra figura relevante, como puede ser la del poeta Virgilio. Quedé satisfecho de mi exposición, pues, aunque no suponga más que un esbozo ofrece, no obstante, unas claves propias, bien distintas de las propiamente históricas. La visión pesimista de un Virgilio frente a Augusto trazada por Hermann Broch, o el Augusto “sórdido” de Pascal Quignard no dejan de suponer imágenes discutibles, sumamente discutibles, como se vio en el coloquio subsiguiente, pero que no dejan indiferentes a los que llegan a conocerlas.

Por otra parte, he tenido también la oportunidad de volver a un monumento clave del arte de la época de Augusto: el Ara Pacis. Quise, desde un primer momento, plantear un trabajo que diera cuenta de un monumento en clave de poema escrito en mármol. He relacionado los relieves del altar con la literatura propia de la época de Augusto, como la égloga IV de Virgilio, el libro VI de la Eneida o el comienzo de la obra histórica de Tito Livio. También me he querido centrar, acaso pensando en un antiguo trabajo del historiador Ronald Syme, en los niños que aparecen en el monumento.

Agosto hubiera sido, al menos desde el punto de vista etimológico, el mes más propio para este tipo de trabajos, pero el bimilenario del emperador dura todo el año 2014 y diciembre se ha querido hacer notar en este sentido. FRANCISCO GARCÍA JURADO     


Prof. Dr. Francisco García-Jurado

Catedrático de filología latina en la Universidad Complutense de Madrid. Dirige el Grupo UCM de investigación "Historiografía de la literatura grecolatina en España"

More Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *